jueves, 16 de octubre de 2008

El Fastigio. Igual es gratis

Hoy estoy molesto porque perdí un trabajo por culpa de los virus. Se borró de mi USB. Por eso, platicando con mi admirada Liz, reportera e investigadora en El Universal, miembra del cuerpo de adjuntos de Celia Shoijet, decidí tener un blog para tener dónde despotricar y quizá publicar alguno de los muy pocos textos que últimamente escribo.

Es algo que quería hacer hace mucho, pero no me atrevía. Un poco por pena. Un tanto por la certeza de que no sería leído. Pero ya no me importa. Igual es gratis.

Lo de Fastigio es por Rayuela, de Julio Cortázar. Es la punta de algo o el momento más alto, el peor de una enfermedad. Igual porque desde ese punto puede que las cosas se vean mejor. ¿Pura mamada? Igual Talita dice: “Fastigio. Bonita palabra, lástima lo que significa”.

Pese a la mala conexión a Internet, tengo textos de archivo y algo de ganas. Espero alguien me lea. Si no, de nuevo digo: igual es gratis.

2 comentarios:

Le Candy´Barbe-à-Papa. dijo...

pues ya tienes alguien que te lea :]
<3

Roni Hodgson dijo...

Pierde cuidado, se te lee. Si lo que necesitas es sentir que se te presta atención, puedes incluir un contador en tu blog. Buenas letras.

Óscar